Mataró/Montreál
2006
-
-

La historia es de un hombre que quería robar una obra de arte.

Había una vez un artista que quería hacer fortuna y ver mundo. Y decidió robar una obra de arte del Fine Art Museum de Montréal.

Como Woody Allen decía en su película Coge el dinero y corre: “tengo un plan que es tan bueno que todos los ladrones dirán que es una obra de arte”.

Y en la misma película, cuando Woody Allen habla de delincuencia la describe como un trabajo excelente: “el horario es bueno, viajas mucho, conoces gente interesante, en general es un buen trabajo.” Si lo miramos bien es como el trabajo del artista.

Con dos colegas, decidió robar una pintura. El primer paso fue escoger la obra de arte a robar. Y escogió Dryden de Serge Lemoyne.

Serge Lemoyne era un pintor i performer de Canadá que murió muy joven. Artista reconocido en su país porqué siempre pintaba sus cuadros con los colores de la bandera de Canadá. El tema de sus obras era el hockey hielo, uno de los deportes mas importantes de este país. Dryden es un retrato abstracto de un portero de hockey hielo, un jugador de este deporte que posteriormente pasó a ser ministro del gobierno de su país.

Mis amigos y yo no sabíamos que era una de las piezas con menos valor económico del Museo. El autor solo es conocido dentro de las fronteras de Canadá.

Para robar el cuadro, cogimos como patrón el robo de The Scream de Munch. Copiamos todos los movimientos y la estrategia para coger la pintura. El robo tenia que ser a plena luz del día, rápido para que la gente no tuviera tiempo de reacción. Tres hombres, tres máscaras de payaso, corriendo por dentro del museo, cogiendo una pintura de la pared, cargándola en el coche y desapareciendo.

Y ¿cómo la gente sabe que se ha robado una obra de arte en un Museo?

Lo lee en los periódicos.

-

Más información
Publicación: